Embotellando Virutín (cosecha 2010)

Hay un axioma que dice que si se juntan unos amigos a embotellar en Aldeadávila de la Ribera, es señal de que vamos a compartir un rato muy agradable y a conseguir unas botellas de excelente caldo… Bueno, no sé si el axioma existe, pero podría ser fácilmente cierto…





Este pasado jueves teníamos una cita con Elías, la cuba, las botellas, los tapones, la encorchadora manual y el cotizado vino Virutín. Tocaba embotellar la cosecha del 2010, después de tres trasiegos por cubas nuevas y viejas…
Estuvimos preparando la cuba de roble francés y catando un primer vaso, no como expertos sacerdotes del vino, sino como modestos aficionados a degustar esta maravilla de la naturaleza, intentando conocerlo, apreciarlo y valorarlo. Y allí pusimos a funcionar los sentidos… Rico… Estaba muy rico… Un poco turbio, por los movimientos de la cuba, pero ya se irá asentando…
Y es que la excelsa calidad del vino Virutín nos muestra la ambición y las aspiraciones que tiene Elías, el artista de este vino de autor, un rico caldo casero con el que tantas buenas viandas y amenas conversaciones compartimos.
Durante el acto del embotellado aprovechamos para charlar sobre diferentes aspectos de la reciente Transmorucha, las lechugas encarceladas del huerto y otros múltiples y variopintos avatares de la vida…
Y para finalizar disfrutamos de una buena merienda con queso Gamoneo (comprado en el asturiano Concejo de Onís hace poco más de un mes, cuando estuvimos con Josemi y la familia en La Casa de la Montaña), lomo ibérico y longaniza ibérica de tierra charra, regadas con un extraordinario Virutín del 2003. ¡Otro privilegio!
Ya os contaremos dentro de unos meses qué tal ha quedado este Virutín recién embotellado; ¡ya estoy salivando!

Entradas populares de este blog

Ultra Trail de Gredos 2016, fotos (Roncesvalles, @UTGredos)

III Quedada BTT Alaraz 2014 [fotos y track]

Solorunners by Rafael Iglesias, en Salamanca

Transmorucha 2016, mucho más que una aventura (con fotos)

San Silvestre Salmantina 2009