Subida a la Laguna Grande de Gredos corriendo

El verano es para disfrutar… corriendo. Y si además es en la montaña, ese medio natural que tanto nos gusta, pues ya ni te cuento...
Una vez más la unión Club de Atletismo Macotera - Club Salandar queda patente y reflejada en esta actividad...



Esta tarde hemos realizado, dentro de otro de nuestros locos proyectos, concretamente el de subir a las lagunas de Gredos corriendo, la carrera hasta la Laguna Grande del Circo de Gredos. Esa preciosa laguna a la que tantas veces hemos llegado cargados con los armarios a la espalda para realizar mil y una actividades montañeras.
En esta ocasión, ataviados con ropa de atletismo, zapatillas de trail y mochilina con agua-barrita, cortavientos y cuatro cosas más, nos armamos de valor y a darle a las patucas...
Desde Salamanca partieron Sánchez y Carlos Elías. Salimos desde Peñaranda, para juntarnos en Piedrahíta, Luisda y yo mismo. En esta ocasión nos faltaron los compañeros habituales de estos vicios: Pepa, Gabi, José Antonio Jariego y Pedrote. Y es que cada uno, en esta época veraniega, disfruta de sus vacaciones, sus retenes o sus periodos de descanso según le cuadra... Y hay que estar a las duras y a las maduras... ¡Ahí os queda, compañeros, para otro día!
Entramos a Gredos por el puerto de Peña Negra y nos acordamos de lo que siempre dice Gabi... Este puerto hay que subirle un día corriendo... ¡Habrá que ir buscando fecha...!





La carrera estuvo bien, aunque hay mucha piedra en esa especie de calzada romana que algunos señores se han empeñado en organizar desde la propia plataforma hasta prácticamente la laguna. A mí me gustaba más antes; pero es lo que hay...
Nos encontramos con mucha cabra (montés y de las otras...), un par de pescadores de Tordillos en la Laguna, muchos montañeros y varios grupos de scout o niños con sus monitores en las típicas marchas de campamentos... ¡Qué recuerdos y añoranzas! Y es que, como nos contaba Joaquín, el antiguo guarda del refugio Elola, hoy en el bar de la plataforma, el mes de julio Gredos se llena de campamentos. Por cierto, al tomar la protocolaria cerveza al terminar, nos enseñó Joaquín unas fotos en blanco y negro (de un libro titulado Recuerdos de Gredos, o algo así...) en las que estaba él con el tío Soria, en el setenta y algo, ¡qué casualidad!, si estuvimos comiendo hace unos días con él... Y también nos dio recuerdos para el tío Manjón... ¡Mucho tío suelto anda ya por ahí...!
Por cierto, mientras nos tomábamos la cervecita nos llamó por teléfono el amigo Joaquín, que anda enfrascado en su Transpirenaica... ¡Ánimo, campeón!

Aquí tenéis las fotos que hizo Sánchez con el móvil y algunos datos de la carrera, que fue durilla, aunque tenéis información en el track que recogió el gps de muñeca de Carlos Elías:
- Día: 07-07-2011
- Hora de salida: 17:55
- Hora de llegada: 19:58
- Tiempo total: 2.03.33
- Tiempo real (descontando paradas): 01:57:30
- Ascensión acumulada: 630
- Descenso acumulado: 661
- Pendiente máxima: 23%
- Altura máxima: 2184 m
- Altura mínima: 1756 m
- Altura de salida: 1775 m

Y aquí os dejo el comentario que me envía el amigo Sánchez:

Un día estupendo para correr en buena compañía y disfrutando de esos parajes que tanto nos gustan a algunos y que nos hacen realizar locuras como la de subir corriendo a la Laguna del Circo de Gredos. ¡¡Que bonito eso de poder juntar tres aficiones en una sola jornada: Correr, montaña y una cervecita fresquita con los amigos!!
La subida bien, DURA para que nos vamos a engañar, pero bonita. Reservón en la bajada por el miedo a algún tropezón; no así el amigo Lillo ¡¡¡como bajaba!!! Al final prácticamente en pelotón disfrutando de paisajes, gentes, fauna y cervecita en el chiringuito de la plataforma regentado por ¿Joaquín, puede ser?, el antiguo guarda del refugio Elola que nos dio recuerdos para Miguel.
En los aspectos técnicos comentar que en rutas de éstas de más de una hora se hace muy difícil beber del bidón del agua que transportaba en la riñonera y sólo por no parar y perder comba al final uno termina por no beber y eso no es bueno. En la próxima probaré con el Camel Back.
Que la bolsita de apaños no pesa tanto como creía (manta térmica, chubasquero de los chinos, navajita, frontal y silbato); para las más largas a lo mejor hay que llevar algo más.
Lo último... Fundamental cenar luego en el pueblo más cercano uno de esos sandwiches de 30 cm. Llegué con un hambre a casa que no puede ser bueno conducir así, je, je.
Un placer... Y para los que se van a Pirineos, si no nos vemos pasarlo bien y disfrutar de las vistas desde Tucarrolla, uno de los parajes más bonitos que he visto yo en Piri; el lago Marboré y el glaciar y el Perdido, el Cilindro al fondo, las torres de los Astazus a vuestra derecha y el valle de Pineta corriendo hacia la izquierda.

Entradas populares de este blog

Ultra Trail de Gredos 2016, fotos (Roncesvalles, @UTGredos)

III Quedada BTT Alaraz 2014 [fotos y track]

Solorunners by Rafael Iglesias, en Salamanca

Transmorucha 2016, mucho más que una aventura (con fotos)

San Silvestre Salmantina 2009