Refugio de Sarradets (Francia, frente a la Brecha de Rolando) – Góriz – Torla, GR11, Pirineos

Día 20: Refugio de Sarradets (Francia, frente a la Brecha de Rolando) – Góriz – Torla, GR11, Pirineos

El día amanece azul, sin nubes, sin niebla… y fresquito. ¡Bien! Hoy nos espera un paseo por una parte de uno de los macizos que guarda algunos de los rincones más bellos y espectaculares del Pirineo.
Durante la noche ha helado y los alrededores del refugio presentan charcos de hielo sobre la plataforma de cemento.
Deseosos de partir desayunamos pronto, armamos las mochilas y nos ponemos camino de la Brecha de Rolando. El inicio de la etapa de hoy es ascendente hasta la propia Brecha y después es todo prácticamente bajada…



Superamos con facilidad el desnivel y los dos neveros que nos llevan hasta la puerta de España, la Brecha de Rolando. Hasta aquí nos acompañó nuestro amigo australiano Daniel, que giró a la derecha para subir al Taillón, y un par de máquinas que no perdieron altura para acometer el paso de los Sarrios.
Bajada con cuidado, por la umbría y pertrechados de gorros y capa para el frío, por los mil senderos, los pedreros y desestructurados bloques de grandes y pequeña piedras que al final nos conducen hasta las puertas de la Cueva de Casterets. En invierno suele estar preciosa, pero ahora tiene poco hielo…
En breve cruzamos el collado del Descargador y el sol de España (y olé) nos hace quitarnos algo de ropa…
Desde aquí ya tenemos unas vistas impresionantes de este macizo calizo de proporciones gigantescas, con el Monte Perdido (3355), el tercero en el ranking de las montañas más altas de toda la cordillera pirenaica, reinando en las alturas.
Caminamos con tranquilidad por esta pradera colgada, los llanos de Millaris, y al amigo Carlos se le antoja montar en helicóptero. ¡El niño de los antojos!
Después del buen hacer de Fran (GREIM Boltaña) y de las aventuras con la libélula mecánica, continuamos Joaquín y yo hacia Góriz, nuestro próximo objetivo. Nos sorprenden los ruidos de grupos electrógenos, hormigoneras y demás aperos de construcción… ¡Están ampliando Góriz! ¡Vaya movida!
No es de extrañar que en su día la UNESCO avalara la calidad de los paisajes y de la naturaleza que alberga este macizo. ¡Vaya fuerza, vaya dimensiones, vaya belleza concentrada!
Bajamos, entre vueltas y revueltas, hasta la base de la cascada Cola de Caballo donde nos reciben cientos de turistas que disfrutan del día soleado y de la grandeza de este entorno. Desde aquí hasta Torla, disfrutando de las cascadas, las fabulosas paredes de La Fraucata, del Circo de Cotatuero y del Circo de Carriata, con su fotogénico Tozal del Mallo(2254) anunciándonos la proximidad del fin de la etapa…



Los números de hoy tampoco son malos...
-Tiempo total: 8h23´.
-Tiempo andando: 5h14´.
-Distancia recorrida: 30 kilómetros (alguno más, que el GPS se quedó un poco dormido un par de veces).
-Ascensión acumulada: 951 metros (según el GPS de Joaquín; según el mío no llegó a los 600; ¡estas paredes y estos bosques no permiten una buena recepción de señal).
-Descenso acumulado: 2104 metros.

Agradecimientos sinceros al Grupo GREIM de Boltaña, al padre e hijo que nos bajaron hasta Broto, a Juan y su pareja que nos bajaron hasta Fiscal, a Willi que nos llevó hasta Ainsa, a José María que nos trasladó hasta Barbastro, a los trabajadores del Hospital de Barbastro, a la familia del Hotel Clemente en Barbastro.