Con la BTT desde Pascualcobo hasta la atalaya de El Mirón

Otro fin de semana movidito para los salandareños...
El sábado Julián, el mi Juli, y Mario, estuvieron por el macizo central de Gredos, disfrutando con una ascensión antes de que llegue el mal tiempo que auguran para esta próxima semana... Aquí podéis ver algunas fotos. ¡Enhorabuena a ambos, y especialmente a Mario por ser su primera cumbre en el Circo de Gredos!


Y el domingo tuvimos paseo con la btt... Miguel y Vegas, más Pedro Alaraz, el 1500, Rafa, Manuel, Carlos Elías, Luisda Aceiterín y yo mismo. ¡Estupendo compartir pedaleos por el monte con gente nueva!

Siempre que volvemos del Puente del Congosto, en la última etapa de nuestra querida Transmorucha, vemos, a lo lejos, los restos de la atalaya fortificada que domina una amplia zona desde lo alto del cerro desde el que nos vigila. Es el torreón del castillo de El Mirón, o lo que queda de él... Y siempre decimos aquello de tenemos que venir un día con la btt...
Y parecía que ese día iba a llegar...
La mañana prometía. En lugar de quedar a las 9 habíamos quedado a las 8 porque queríamos hacer una prospección hasta esta zona cercana a las ruinas del castillo de El Mirón, intentando bajar, sin perdernos, por alguno de los múltiples caminos hasta Malpartida de Corneja (sin llegar) y Collado del Mirón. El resto de caminos, estaban controlado...
Llevábamos un track que Carlitos había preparado en el ordenador y lo clavó, ¡qué tío! Aunque realmente no le hacen falta cachivaches, ¡lleva un GPS en la cabeza!


Salida desde Pascualcobo, a la búsqueda de las cruces, por lo que era la pista hacia Villanueva del Campillo, hoy asfaltada, y subida hasta llegar a la Cañanda Real Occidental Soriana. No está mal para calentar...
Subida por la zona de la finca de Castellanos, típicas voces con los perros y seguimos subiendo... La cañada, por cierto, seca, seca, seca...
Después de Zapardiel nos encontramos con un paisano que andaba con el burro, echando unos tacos de pienso a las vacas, y que tenía ganas de hablar... Nos llamó como si le pasara algo, y acudimos raudos a su llamada... Y el tío sólo quería saber quiénes éramos, dónde íbamos, de dónde veníamos, que si conoce Usted a Fulano y que si Mengano al final se casó con la reina de la fiesta... ¡Un fenómeno! Una de sus frases, después de varios chascarrillos: Este año viene el hambre... ¡Ahí queda eso!
Sé que no os lo vais a creer, pero continuamos subiendo hasta Arevalillo, más subida hasta Aldealabad del Mirón y más subida hasta el propio Mirón... Y como sois muy inteligentes, el castillo del Mirón os imagináis dónde está, ¡¿no?! Pues efectivamente, en lo más alto de la zona... Pues nada, molinillo y a seguir subiendo las empinadas rampas.
Un lugar mágico, con unas vistas que quitan el hipo... Se nota que la institución abulense de turno ha rehabilitado la zona de este castillo medieval de El Mirón, que por lo que dicen también llamaban de los Moros (podían hacer lo mismo con otros tantos de la provincia salmantina; lo que hoy son ruinas en mal estado van a empezar a ser simple montones de piedra en cuatro días...)
No busqué el caché pues no llevé los datos (otro día será...), nos comimos una barrita, que nos la habíamos ganado, vimos las catas que están haciendo descubriendo viviendas y otro tipo de hallazgos importantes (muralla, cerámicas, monedas, broches, objetos decorativos...), y subimos hasta lo alto de la torre del homenaje, que es un privilegiado mirador sobre el Valle del Corneja, ofreciéndonos además impresionantes panorámicas de la sierra de Béjar y sierra de Francia, la Serrota...


Y desde ahí, a buscar la zona desconocida, que resultó ser un entretenido camino, en bajada y muy al estilo Transmorucha, aunque sin agua, que nos acercaría a rozar las casas de Malpartida de Corneja... Un camino muy completito, entretenido y en el que disfrutamos todos como enanos... ¡Una gozada!
Y de nuevo, por si no os lo habíais imaginado, vuelta a subir, subir y subir... pasando por la localidad de Collado del Mirón, Casillas de Chicapierna, disfrutar de unas increíbles vistas del Valle del Corneja, presentarnos lamiendo la localidad de Tórtoles y, por si no sabéis lo que viene ahora, ya os digo yo que una zona de pinares con unas subidas de aúpa...
Y como ya llevábamos prisa, pues desde aquí nos dejamos caer, con el plato puesto hasta Pascualcobo...
Como decía Carlitos al llegar, haciendo mención al famoso Equipo A, me encanta que las cosas salgan bien...
Como veis, en este post casi no he empleado el verbo subir...
Una ruta de dos barritas, y un gran día en buena compañía.

Entradas populares de este blog

Ultra Trail de Gredos 2016, fotos (Roncesvalles, @UTGredos)

III Quedada BTT Alaraz 2014 [fotos y track]

Solorunners by Rafael Iglesias, en Salamanca

Transmorucha 2016, mucho más que una aventura (con fotos)

San Silvestre Salmantina 2009