Con la BTT por el monte de Alaraz y alrededores

Este fin de semana nos íbamos a desplazar con los coches hacia la zona de El Mirón, al oeste de la provincia de Ávila, haciendo límite con la de Salamanca, para realizar una ruta disfrutona, de las de prospección y aventura, en los confines de la Sierra de Ávila. Queríamos subir hasta los restos del castillo de El Mirón, ese al que ya accediéramos hace unos meses, ese que están rehabilitando y ese que aún hoy domina el Valle del Corneja...
Pero no pudo ser. Cosas de la vida... Lo dejaremos para otro día.



El caso es que nos dimos cita en Alaraz y desde su plaza, con las cigüeñas mirando atónitas desde sus numerosos nidos en el tejado de la iglesia, salimos con las BTT en dirección al camino de Diego Álvaro. Mañana fresquita, aunque prometía mejorar y augurábamos una mejora que redundaría en un espléndido día para la práctica de cualquier deporte en el medio natural... La intención era subir por los Baños de Somosancho, pero preferimos dar una pequeña vuelta antes de enfrentarnos a la subida, por lo que hicimos una tramo casi circular, en dirección a la famosa Radical, para volver por el camino de Diego Álvaro y coger el cruce de los Baños. La subidita, que muchos ya conocéis, nos dejaba en San Miguel. Desde aquí cogimos un camino con un tramo nuevo, de aventura, en esos lugares donde se cierra el camino, senderín, por la vegetación salvaje y al final te toca cargar la BTT a los lomos para sortear carrascos, tapias, barranco, río, zarzas… ¡Un disfrute aventurero!
Entre chascarrillo y chascarrillo, nos metimos en el bonito callejón que nos deja en la Cañada Occidental Soriana, lugar habitual de muchas de nuestras rutas, donde en esta ocasión nos encontramos a unos colegas de Pedro que venían con sus motos, ¡hay gente para todo!


Decidimos parar en el puente sobre el río Agudín para comer una barrita y ver qué tal estaba el tesoro de la aventura de Geocaching. A ver si la próxima vez no se nos olvida llevar alguna bolsa para protegerlo y una libreta de registro de visitas.
La conversación no faltó en todo el recorrido y en esta zona tocó la política... ¡Madre!, no quedó títere con cabeza...
Seguimos nuestra ruta y también hicimos un pequeño alto en el camino en el extraordinario puente sobre el Río Margañán, ¡precioso puente de piedra!, antes de enfilar las burras mecánicas hacia el Vaqueril de Serranos. ¡Qué bajada más guapa!



En un verbo nos pusimos en Cabezas del Villar, subida hasta la granítica cruz que se ve en la lontananza desde nuestros caminos del monte y bajada para callejear un poco, pillar unos charcos con sus barros, parar en la Fuente de los Pavos, subir hacia la zona de Cuesta Aguda y vuelta a Alaraz para repostar los depósitos que venían con lo justo.
¡Qué día más bueno!

Entradas populares de este blog

Ultra Trail de Gredos 2016, fotos (Roncesvalles, @UTGredos)

III Quedada BTT Alaraz 2014 [fotos y track]

Solorunners by Rafael Iglesias, en Salamanca

Transmorucha 2016, mucho más que una aventura (con fotos)

San Silvestre Salmantina 2009