Marchando una de magdalenas

Este pasado sábado la meteorología auguraba vientos fuertes, lluvias y otras tantas perrerías de las que hacen que el día esté gris y desapacible...
Pero, como dicen por ahí, a mal tiempo... ¡buena cara!
Estos días no nos apetece salir al monte, pero sí entrar en la cocina, je, je...
Dicho y hecho. La maestra pastelera y el pequeño ayudante se pusieron manos a la obra y... 'Voila', unas magdalenas caseras sin huevo...
Ricas, ricas, que diría Arguiñano.
¡No va a ser todo sufrir!, je, je...



¡Sé feliz, endúlzate la vida!