Gredos. Invernal hasta La Mira y vuelta por el puerto del Peón

¡Chisssss pummmmm...! Pistoletazo de salida. Parece que nos han soltado a todos los montañeros juntos... ¡Madre mía, cómo estaba este fin de semana la sierra!
Claro, se juntan muchos factores a favor y nadie quiere perderse la fiesta...
Durante la semana habíamos previsto hacer una de las marchas clásicas de la Sierra de Gredos, en su Macizo Central, ese que dicen que se extiende desde el Puerto del Pico hasta el de Tornavacas y donde se alcanzan las máximas elevaciones de todo el Sistema Central.



Sábado. Salida desde Peñaranda con la fresca, temprano, para embarcarnos caminito de Hoyos del Espino, donde habíamos quedado con el tío Joaquín y el Jariego. Café rápido en el bar de siempre, repleto de gente desayunando, y subimos hacia la Plataforma de Gredos (1.750 m., que pertenece a Navacepeda de Tormes, según me recuerda un lector, y no a Hoyos del Espino) donde nos encontramos con el aparcamiento repleto de coches, furgonetas y bichos raros ataviados con indumentarias de colores y herramientas afiladas.
Aquí dejamos el coche y partimos en dirección SW por la calzada que en esta época del año, como viene siendo habitual, parece un tobogán de hielo. ¡Qué cantidad de gente hay ya a estas horas de la mañana! Giramos en dirección S como si fuéramos al Puerto de Candeleda siguiendo una huella que alguien ya dejó marcada...
En esta zona ya no hay tanta gente. La nieve caída hace tres días está blanda y es tipo polvo, lo que nos obliga a seguir por una huella que nos lleva hasta el caseto, donde, muy a nuestro pesar, desaparecerá... A partir de aquí, nos toca a nosotros ir abriendo huella... ¡A sufrir un poco...! Seguro que la huella que hacemos nosotros los vendrá estupendamente a los chicos del GUM que al día siguiente vendrían a realizar la clásica invernal hasta la plataforma del Nogal del Barranco.
La ruta es preciosa. Larga, eso sí, pero con unas vistas espléndidas según vas ascendiendo... Pronto nos tenemos que calzar los crampones para ascender las rampas que nos conducen a los riscos de Los Campanarios y Las Molederas, y las cuestas que nos suben hasta la gran planicie conocida como Los Pelaos y la cumbre de La Mira (2.343 m.)



Este lugar es mágico, siempre sorprende subir hasta los restos del torreón, ese que dicen que antaño se usaba como telégrafo óptico. Nos acordamos, por enésima vez, de algunos compañeros que no han podido acompañarnos... Otra vez será, amigos... Es tiempo para hacer una foto de grupo y disfrutar de una magnífica vista sobre la vertiente sur de Gredos y los vertiginosos cuchillares de Los Galayos.
Y como andamos con ganas nos volvemos por la zona del puerto del Peón, por una huella que ya había marcada por otro grupo que había subido por esta vertiente. Una calcetinada tendida hacia abajo, con laderas en las que la nieve empezaba a endurecerse y por las que había que cruzar con cierto cuidado.
Llegada a la zona conocida como kilómetro 6, o 7, junto al puente de las Juntas (1.536 m).
Un día espectacular para disfrutar de la sierra con los amigos.

Aquí podéis ver el track y las fotografías de Manjón, Juli, Carlos Elías, Joaquín y las mías.