Nada nos hará perder las ganas de volar... ¡Haz el avión!

Hace unos días un buen amigo, gran persona, padre de otro estupendo amigo (y miembro de una magnífica familia peñarandina), sufrió una caída en la calle, en la capital charra.
El buen hombre se preparó una gorda en la cara.
Pero lo que más le dolió no fue la herida física, sino el que nadie se acercara a preguntar si estaba bien, qué se había hecho, si necesitaba ayuda...
¡Una vergüenza!, o al menos un poco triste, ¿no?... No sé en qué sociedad nos estamos educando, estamos conviviendo...
¿Dónde está la educación, los valores, el interés por el prójimo?
No sé, igual es que vamos demasiado deprisa sin preocuparnos por este tipo de cosas.
¿Somos realmente felices así?
A colación de esta reflexión hoy, como en anteriores ocasiones, vuelvo a dar la enhorabuena a los publicistas, a los diseñadores, a lo artistas, a la gente con ideas y con gusto por/para hacer las cosas (independientemente de la empresa representada, que ahí no entro), y comparto con vosotros este spot publicitario que me parece genial...

La voz es de José Sacristán, otro grande, que también otorga un plus al asunto...

Nada nos hará perder las ganas de volar.



 
¡¿Y tú?! ¿¡Haces o no haces el avión?!

¡Sé feliz!