Ruta BTT por la Sierra de Ávila, con Isma y otros amigos


Ya decía Anaxágoras que la naturaleza está hecha de muchas piezas minúsculas… Y este pasado domingo nos juntamos unas cuantas piezas, no tan minúsculas, de unos y otros lugares de la geografía charra, para pedalear entre una exuberante, o no tanto, naturaleza abulense… Estuvimos con unos cuantos amigos de la sección BTT del Grupo Salmantino de Montaña (GSM) para realizar una estupenda ruta que había preparado el compañero Isma.
Me gustan estas actividades. Siempre es gratificante juntarse con estos amigos para compartir alguna actividad. Nos vemos una o dos veces al año, pero disfrutamos de lo lindo en unos u otros parajes...





Salimos desde Pascualcobo para realizar la actividad que discurría por alguna parte no muy conocida de la Sierra de Ávila. Para calentar nos dirigimos hasta el pinar de Tórtoles, así, con ese sube, sube, sube para acompañar al desayuno.
Pasamos por Villanueva del Campillo, Vadillo de la Sierra, cruzamos por la zona del nacimiento del río Zamplón, Hurtumpascual, Cañanda Real Occidental Soriana y vuelta al punto de partida.





Una actividad en bici muy entretenida, completita, con muchos frutos, como si un experto horticultor, el amigo Ismael, hubiera estado preparando y regando con esmero la zona, y que nos descubrió diversos lugares que no conocíamos, nos acercó hasta los parques eólicos de la sierra, Isma nos mostró unos vallecitos preciosos, casi mágicos, paseamos con las burras mecánicas por una buena parte de la Cañada aún con colores verdes y rebosantes de coloridas flores…


Una pena que llegáramos a Pascualcobo con la hora un poco justa. En las próximas quedadas habrá que juntarse más temprano y así no tendremos que sufrir mentalmente al suprimir las cañas y charlas posteriores a la fiesta deportiva.
Aquí podéis ver algunas fotografías de Javi y mías.