Joaquín, Quique y Arturo, trekings aventureros


Como muchos de vosotros sabéis, tenemos a los compañeros y amigos Quique, Joaquín y Arturo de viaje aventurero. Hace unos minutos, en esta tarde de sábado, he intercambiado una charla a través de Facebook con Quique. Parece mentira que estén a miles de kilómetros y hayamos estado hablando, leyéndonos, como si estuviéramos el uno al lado del otro… La tecnología avanza una barbaridad… ¡Llegará el día en el que hombre pise la luna!, ya lo veréis…


Nuestros amigos acaban de llegar a Srinagar, la capital de Cachemira, y dicen que todo está ok. Van a descansar tres días, después de pasar algo de hambre en el último treking, je, je…




Volaron desde Madrid y hace muchos días llegaron a Delhi, tras un agotador viaje con retrasos, pérdida de conexiones y un improvisado puente aéreo en Dubai para poder llegar a Delhi. Luego salieron para Leh... Y para seguir aclimatándose a la altura, decidieron cruzar el paso de Khardung La (5.600 metros; dicen que el paso de carretera más alto del mundo) y dirigirse al norte de Leh, al valle de Nubra, cerca de Pakistan. Dicen que al pasar el puerto, la vista de la cordillera del Karakorum es espectacular.





Visitas a pueblos varios, monasterios increíbles… y al valle de Nubra, un paraje encajonado en un profundo valle justo entre las dos grandes cordilleras de Asia: el Himalaya y el Karakorum. Es una región muy militarizada por la cercanía de las fronteras en conflicto con China y Pakistan. Una encrucijada en la ruta de la seda. Dicen Quique y Joaquín que consiguieron un permiso especial (¿?, estos detalles ya nos los contarán a la vuelta) para recorrer el valle que se ha abierto al turista extranjero hace pocos meses. De ahí a Turtuk, una aldea que se encuentra a pocos kilómetros con Pakistan. Por el camino, numerosos controles del ejercito y baterías antiaéreas; un fuerte contraste con las tranquilas aldeas del camino.
Y entre unas cosas y otras se metieron en uno de los trekkings que tienen programados, en este caso por la región de Zanskar (Ladakh, India), 12 duros días atravesando seis puertos de más de 4.000 metros de altitud, unos paisajes espectaculares y unas gentes dignas de admirar. Por aquellos barrios estuvo el peliculero de Calleja
, en invierno, y hace tiempo...
Joaquín lleva activo el gps-spot, pero aún no he sido capaz de embeberlo en el blog para que podáis ver por dónde andan… Yo seguiré investigando y perseverando, a ver si lo consigo; si así fuera, os avisaré para que podáis observar por dónde transcurren sus paseos…
Como os digo, ahora están de descanso, en la civilización, en Srinagar, esperando a organizarse para comenzar otro treking. ¡¿Quién da más?!
¡Viva la vida!

Las fotografías que aderezan este post son del amigo Quique, Enrique López-Tapia. Os aconsejo que os hagáis amigos a través de Facebook, porque está subiendo un carro de ellas, ¡fantásticas todas!