II Quedada nocturna BTT ciudad de Peñaranda


El ocaso de Lorenzo sirvió para quedar en la Plaza de España, junto al esqueleto férreo del peñarandino Templete, para disfrutar de la II Quedada nocturna BTT ciudad de Peñaranda, organizada en este caso por la Asociación BTT Peñarandina y bajo la intendencia de los amigos de Correcaminos, que nos llevaron casi de la mano y cuidaron con mimo todos los detalles de la marcha.


Nos juntamos 124 ruedas gordas, ¡vaya escándalo el éxito de convocatoria!, para, arropados por los últimos rayos del sol y bajo la influencia de los primeros destellos de la luna (Luna del Trueno o Luna de Heno llaman a la de julio), recorrer una treintena de kilómetros por los parajes de nuestra zona y pueblos aledaños.


Un par de paradas técnicas, Mancera de Abajo y Peñaranda de Bracamonte, sirvieron para dar, a esta espléndida noche donde reinaba Catalina, el toque dulce y culinario a la actividad deportiva.



Una ocasión más, y ya van unas cuantas, para juntarnos con gente conocida, o nuevos amigos, y dejarnos seducir por la potente y enigmática luz de la luna llena. Como siempre, fue una auténtica gozada ver cómo la luna va subiendo como un globo de helio y cambia progresivamente de color, un privilegio poder pedalear envueltos en esa tibia luz con que baña los caminos, las veredas, las calles de los pueblos por los que pasamos y que, incluso, tiene fuerza y potencia para crear una espléndida sombra bajo nuestras ruedas.
Una gozada para cuerpo y espíritu.

.


Enhorabuena a la organización, especialmente a los chicos de Correcaminos, y gracias a todos los participantes por su saber estar en actividades deportivo-sociales de este tipo.
Más habrá para los que, por unas u otras causas, se perdieron la magia de esta noche y de esta peculiar actividad.


Aunque las condiciones son las que son, aquí podéis ver algunas fotos de Pablo en la página de Acufope y las mías aquí.
.
.