Media maratón de Segovia

Este pasado sábado el vicio (o la necesidad) de correr nos llevó hasta San Ildefonso, también conocido como La Granja. Embarqué a Mónica, Rosa, Diego y Jose (gracias por sufrirme) y allí nos plantamos. Objetivo: correr el domingo la media maratón de Segovia junto a otros tantos locos e incondicionales amigos (míos y del Club Salandar de Peñaranda).

Ya el sábado, recogiendo los dorsales en el pabellón Pedro Delgado, conocimos a Fernando Correa, un tipo dicharachero, amigo de Juan “Alejo”. ¡Casualidades de la vida, el mundo es un pañuelo! Nos habló de algunos inscritos con buena marca, asuntos organizativos… ¡Y es que tiene que ser complicado organizar algo para tanta gente! ¡Que no decaigan las ganas!

El domingo, que amaneció soleado pero con bastante nubosidad (¡uy, que nubes!), nos plantamos desde Peñaranda, Alaraz, Salamanca y La Granja en Segovia, una ciudad pequeña y muy bonita. ¡¿Dónde va tanta gente!? ¡Que barbaridad! Aparcar fue complicado y moverse por la zona de salida (meta, avituallamiento,…) una odisea. ¡Cuanta gente en tan poco espacio!

El entorno, precioso. Como se suele decir, un marco incomparable.

El broche de color lo ponían las camisetas de tanto corredor por las calles y, en el cielo, los chicos del ejército (Brigada Paracaidista de Paracuellos del Jarama) que saltaron con sus paracaídas haciendo una demostración de valentía y pericia al aterrizar junto a la salida (la verdad es que soplaba bastante viento; debe ser complicado no planchar la nariz contra el Acueducto o hacerse cosquillas en los pies con las antenas de los edificios cercanos).

Parece ser que hubo récord de participación (3100 inscritos) y también en el crono del ganador, Clement Koech (1h5´58”), un tío que iba como las balas y que bajó en más de 2 minutos el anterior mejor tiempo.

La carrera, en efecto, se hizo durilla. ¡Vaya cuestas! Ya nos había avisado Emilio, Tinín, Juan y Manolo, que tuvieron la oportunidad de correrla el año pasado. ¡Y tenían razón!

El recorrido bien; salí rápido con Agus, pero luego me quedé marcando mi propio ritmo, en mi línea: mucho más conservador. Duro. Pero duro, duro, duro… Estos chicos de Segovia tienen más cuestas que piedras, y ya es decir… Pero se me hizo una carrera bonita. El entorno, el río, mucha gente animando por la calle, música en distintas tiendas-bares-coches, charangas,…

Enhorabuena para la gente de la organización y los voluntarios. Muchos detalles buenos (aviso por sms al móvil y por correo electrónico a los participantes sobre el cambio de hora de ese fin de semana y el horario de salida de la carrera; “convenios” con restaurantes; avituallamientos controlados; música en las calles; mucho voluntario; carreras para niños; buena bolsa del corredor; buen avituallamiento final; fisioterapeutas y piscinas de agua “fresquita” al final de la carrera,…) Parece mentira que sea sólo su segunda edición. A mi modesto entender, alguna cosita se puede mejorar (con tanto corredor, debiera haber una alfombra de crono-chip también en la salida; la salida hacerla más organizada, más escalonada por tiempos y con un silbato-disparo-chupinazo que se oyera mejor; el agua del avituallamiento en la zona de la catedral y esa calle estrecha-adoquinada-empinada a mi juicio es algo peligroso por el suelo mojado y la cantidad de botellines acumulados). Y como dice Carlitos, a ver si controlan el número de participantes y no muere de éxito, que todo puede ser…

Vergüenza ajena la que sentí al ver a compañeros atletas en la zona de avituallamiento, recogiendo inmensas cantidades de comida-bebida-regalos y apilándolas en cajas que cargaban para su casita… ¡Que poca educación y cuánta codicia-avaricia o yo qué sé…! Incluso cargando su improvisado morral con cajas o bolsas enteras llenas de refrescos, bollos, fruta,… y llevándolas a sus coches… Supongo que los atletas que llegaran después se encontrarían sin alguna de las muchas cosas que en esa zona ofrecían. Una pena. Un cero patatero para esta gente.

Después de la carrera, ya bajo la lluvia (¡que necesaria es!) nos fuimos a dar buena cuenta del menú que ofrecían algunos restaurantes de la zona: judiones + cochinillo. Siempre es interesante reponer energía. Por cierto, sigo pensando que el mejor cochinillo o tostón del mundo es el de Peñaranda, no el de Segovia. En la Plaza Mayor nos encontramos con Isa “Vitillo”, Nieves y Tere, que estaban esperando a Juan y Manolo, los galgos peñarandinos. Nos juntamos en el restaurante: María Luisa y Albarrán; Mónica y Jose; Angélica, Luna (con algo más de un mes, ¡preciosa!) y Sánchez; Jimena, Pilar, Hugo y Carlos Elías; Rosa, Diego y yo. Los demás compañeros se tuvieron que volver para casa por distintas circunstancias (a algunos los esperaba la fiesta en Alaraz). Una pena que no pudiéramos quedarnos todos para hacernos la foto de grupo, dar un paseo tranquilito por la ciudad, charlar sobre la carrera y otros asuntos pendientes… Pero, así es la vida.

Os dejo la clasificación de nuestra gente (veo que no soy el único que lleva un par de años de relax, je, je,…) Algunos tiempos oficiales no son reales, por eso de que no hay sensor de chip en la salida y unos salieron bastante antes que otros:

- Manolo González Saez “Opel”, 1h30´17” (1h28´15” en el 2007; este año quedó quinto en su categoría)

- Juan “Alejo” de la Fuente Salinero, 1h30´47” (1h28´34” en el 2007)

- Agustín Barrios González, 1h42´24” (1h36´36” en el 2007; y su reloj debía marcar 1h41´30”, más o menos)

- Carlos Elías Gómez Jiménez, 1h43´23” (y su reloj debía marcar 1h42´58”, o algo así)

- Gabi Ruano Monzón, 1h45´42”

- Ángel García Gutiérrez, 1h45´43” (mi reloj decía 1h44´46”)

- Pedro López Acosta, 1h46´45”

- Juan Antonio Prieto Sayagues, 1h46´51”

- Alberto Sánchez Hernández, 2h08´16”
- Juan Andrés Albarrán Calvo, los catarros le han impedido estar sufriendo en la carrera, pero ahí estuvo con nosotros, haciendo fotos y animando en las cuestas (la motivación de los gritos siempre ayuda a tirar para delante). Eso sí, también estuvo sufriendo con nosotros en el restaurante, apretándose los judiones, el cochinillo y el yogur con frutas, je, je,… ¡Ponte las pilas que nos quedan más batallas!

¡Enhorabuena a todos! Seguiremos disfrutando y nos veremos en otras movidas deportivas o aventureras.

Si alguno se anima, que nos escriba sus sensaciones en un comentario.

Fotos de Sánchez (que corrió con el móvil y aprovechó esto de las nuevas tecnologías) y Jose (que estaba iniciándose con mi reflex). Dos días después he subido fotos de Mónica y Rosa (están en el mismo link, al final). Gracias a todos por las fotos.

.

Comentario breve de la media de Segovia del 2007

http://blogclubsalandarbtt.blogia.com/2007/032001-domingo-18-de-marzo-dia-deportivo.php

Fotos de Emilio Galán de la media de Segovia del 2007

http://s38.photobucket.com/albums/e115/fotolillo/070318_deporte/

.



Entradas populares de este blog

Ultra Trail de Gredos 2016, fotos (Roncesvalles, @UTGredos)

III Quedada BTT Alaraz 2014 [fotos y track]

Solorunners by Rafael Iglesias, en Salamanca

Transmorucha 2016, mucho más que una aventura (con fotos)

San Silvestre Salmantina 2009