Un rato con Carlos Soria

El jueves pasado, jueves de ferias y fiestas en Peñaranda, nuestro pueblo, nos desplazamos hasta la sierra madrileña para comer con uno de los grandes, una persona extraordinaria: Carlos Soria.

Una jornada deportivo-socio-culinaria de este calibre no se puede dejar escapar, je, je... Y por fin, después de casi un año de intentos, logramos cuadrar agendas... Y es que algunos de nuestros amigos ya han compartido con él expedición y paseos por el Karakorum.

Fue un placer juntamos alrededor de la mesa el tío Soria, Joaquín, Quique, Arturo, Carlos Elías y un servidor. Un deleite por escuchar con la boca abierta las aventuras de Carlos y, por supuesto, por charlar a los compañeros y amigos de Madrid, ciudad de locos...
Carlos Soria, al que todos conocemos por la prensa y del que sabemos que, entre otras muchas cosas, es una de las grandes personalidades de la montaña y del deporte en el mundo, es, además, una gran persona. Y os aseguro que no es una frase hecha, de esas que se dicen para quedar bien. Este chaval de 71 años (creo que tiene 71, ¡cómo se entere de que le quito alguno me corre!), le pone mucho amor y humanidad a la vida y a su gran pasión, la montaña. Choca mucho ver a este jovenzuelo y oírle hablar con esa vitalidad, pasión y ganas de hacer cosas. Y choca más si estás acostumbrado a ver por el pueblo, en el transcurrir del día a día, 'cosas normales'; es decir, a tus vecinos de su misma edad sentada viendo la televisión, leyendo el periódico o echando la partida. Él no, él está que se sale, con sus rutas, sus carreras, sus entrenamientos, inmerso en mil proyectos, todos ellos muy interesantes, y a esta edad está consiguiendo unos objetivos deportivos que ya quisiéramos muchos de nosotros.
Je, je... es curioso oírle hablar de sus primeros proyectos internacionales... ¡Leñe!, si estaba por el Himalaya cuando yo aún no había nacido. Aquello sí que tenía que ser una auténtica aventura, ¡qué máquina!
El tío Soria es una persona atípica, con mucho sentido común, conocido en todas las montañas que visita (tanto por los vecinos de la aldea más remota como por todos los gurúes del mundo montañero). Y, como decían por ahí en una entrevista, Carlos Soria es 'rara avis' en el mundo de la alta montaña: vaya logros tan extraordinarios ha conseguido a lo largo de su vida, ¡y muchos de ellos después de cumplir los 60 años! Y sigue perseverando con su proyecto de trekking solidario y su importante proyecto de subir las catorce cumbres con más de 8.000 metros que existen en la Tierra, etc. y seguir así demostrando que la edad no es un obstáculo para casi nada.
Y no os cuento más, que podría aburriros durante un rato largo. El que quiera conocer más a este personaje, que visite su página web o busque por la Red.
Total, que pasamos un día entretenido y entre unas cosas y otras, pues ya está liada. Y en marzo del 2011, más o menos, estaremos hablando de la Expedición de Carlos Soria al Kangchenjunga (8.586), en la que, si la cosa viene bien, alguno de nosotros tendrá la oportunidad de participar.

¡Vamos, que ya está liada!

Entradas populares de este blog

Ultra Trail de Gredos 2016, fotos (Roncesvalles, @UTGredos)

III Quedada BTT Alaraz 2014 [fotos y track]

Solorunners by Rafael Iglesias, en Salamanca

Transmorucha 2016, mucho más que una aventura (con fotos)

San Silvestre Salmantina 2009