Prácticas de escalada en Sequeros y btt hasta Castronuevo


Este fin de semana ha sido estupendo.

El sábado estuvimos disfrutando con la cabuyería y el rápel, por Sequeros, con José Antonio. Da gusto verle entre cuerdas, empotradores, friends y mosquetones varios. Pasamos la tarde entrenando un poco y recibiendo los sabios consejos de quien se mueve como pez en el agua en este mundillo de la escalada. Gracias Jose.
Áquí están mis fotos, por si os apetece ver alguna.
.
El domingo sacamos las burras mecánicas para acercarnos hasta el castillo-palacio de Castronuevo, en la provincia vecina de Ávila, una construcción privada (se oye que pertenece a la casa ducal de Alba) que data del XV o XVI y que se encuentra en medio de una finca agropecuaria en el municipio de Rivilla de Barajas. Muy bonito, la verdad.
En numerosas ocasiones, cuando íbamos en dirección a Ávila desde Peñaranda, por la carretera N-501, lo habíamos visto y nos habíamos preguntado 'qué era esa construcción y en qué estado se encontraría'. ¡Pues ya lo sabemos!
Salimos con las btt desde Peñaranda con la fresca, pero sin madrugar mucho. Dirección finca de San José, camino de Gimialcón para llegar hasta Narros del Castillo. De aquí, cruzando la antigua N-501, hasta la finca de Castronuevo para llegar al palacio-castillo, con sus dos recintos rectangulares. El exterior, de ladrillo macizo de aspecto militar y austero nos enseña varias troneras para tiro de artillería, sótanos abovedados y se intuye un foso. El interior aloja restos de un palacio renacentista y una fachada de granito extraordinaria.
Seguro que por dentro es una pasada. Por lo que dicen, está en proceso de restauración.
Según se comenta en la página castillosnet.org, es visitable concertando cita con el encargado de la finca (920239307 y 920244157).
Después de cotillear, nos acercamos hasta una capilla prácticamente derruida, que aún muestra parte de su fachada y poco más. ¡Qué pena! Nos recibió una familia de patos en la charca cercana. ¡Qué bonito entorno! Como un oasis en la inmensidad del cereal.
Fotos, galleta y vuelta para casa, pasando antes por Salvadios, Flores de Ávila, alto de La Cruz, Cantaracillo (cervecita en el bar) y llegada a Peñaranda.
Al final unos 50 kilómetros para disfrutar del deporte, nuestra zona y los amigos.
Las fotos de Miguel están aquí, son del domingo en la btt, por si alguien quiere verlas.
.
Aquí tenéis el track en Wikiloc y el trazado del mismo.
.