Ferias y Fiestas Peñaranda: ¡Nos encanta el teatro de calle!

¡Nos encanta el teatro de calle! La magia, las charangas, los equilibrios, los malabares, las pequeñas obras con chispa (y final feliz), el circo, el teatro para niños (y mayores)…
Para nosotros son una parte importante de las fiestas y, además, no debiera falta este aspecto socio-cultural y atemporal donde se disfruta con el desafío a las leyes de la física, los finos límites del equilibrio, los movimientos de colibrí de estos artistas y la omnipresente gravedad que, de vez en cuando y aunque no esté invitada, aparece para jugar malas pasadas...



Estas ferias y fiestas no ofrecen mucho (sé que todo cuesta dinero, pero es que a mí me encantaría que hubiera una actuación cada día), pero tampoco falta…
Nos queda, tomen nota, señores:

  • Viernes, 25 de agosto, 21:30 h. (Plaza Nueva): Teatro de calle “Yesterday”. A cargo de Manolo Carambolas. 
  • Sábado, 26 de agosto, 21:30 h. (Plaza de España): Teatro de calle “Pink Impact”. A cargo del Gran Rufus. 
  • Domingo, 27 de agosto, 22:30 h. (Plaza de la Constitución): Espectáculo musical y pirotécnico “Ragnarok” por la compañía de teatro “KULL D’SAC”.
  • Domingo, 27 de agosto, 00:30 h. (Parque La Huerta): Verbena a cargo de la orquesta “Kronos”. 





Manolo Carambolas ya estuvo en nuestra querida Plaza Nueva en el año 2007, en Ferias. El Gran Rufus ha venido varias veces a Peñaranda; ahora recuerdo que también estuvo en el 2007, en la Huerta y, además, en el año 2011 (Circo en la Plaza; en el pabellón). ¡Seguro que no defraudan!, recuerdo que eran buenos artistas.
Y, cosas de la vida, en 2007 también estuvo por aquí Kull D´Sac, con el mismo espectáculo pirotécnico musical de este año: Ragnarok. Por cierto, también coincidieron con Kronos, después de ellos, para cerrar la última verbena de las Ferias de aquel año. ¡Qué curioso!



Pues nada, vamos a la calle, a ver si nos cruzamos con la charanga que anda otorgando color a las fiestas con música poco reposada, ¡qué es lo suyo!, o nos acercamos a las múltiples propuestas circenses, teatreras y respiramos el ritmo lento y profundo de esos tensos momentos del espectáculo para ver qué sucede, disfrutar con el suspense o la sorpresa, intrigarnos con el etéreo laberinto imaginario de contorsiones o juegos malabares y, estoy seguro, reír con los chascarrillos e improvisaciones de estos grandes artistas. Este mundo de las artes escénicas vive en constante evolución y nunca sabe uno dónde está el auge o la actividad que te hará tocar el cielo.

¡A disfrutar de las fiestas!