Fin de semana de monte (Gredos, Béjar) y btt

Este fin de semana pasado también ha sido productivo para los socios y amigos del club Salandar. 


Por un lado, un par de rutas por el monte; concretamente en la zona más occidental de Gredos, en la Sierra de Béjar. 


El viernes, desde la que conocemos como primera plataforma de Candelario, en la zona del albergue del Solitario (o albergue del Travieso, 1610 metros), una ascensión por toda la cuerda del Calvitero hasta asomarnos a la zona de La Covatilla y el Canchal Negro, y vuelta hasta La Ceja, pasando por El Calvitero y asomándonos en la zona de Hoya Moros. Nieve dura en la parte alta, pero en muy poca cantidad para la época en la que estamos.

Y el sábado, por aquello de seguir en la zona y dar un paseo con los amigos, ascensión hasta el Canchal de la Ceja, subiendo y bajando por la zona de Hoya Mayor.
Los tracks son de Joaquín; las fotos de Vegas y de Carlos Elías.
.

El domingo, aprovechando que le meteorología acompaña sobremanera, con estas temperaturas que más recuerdan a otras estaciones del año y no al invierno de nuestra llanura o estepa cerealista, salimos a dar una vuelta con las burras mecánicas... Ruta btt con Carlos Elías, Vegas, Eutiquio y Lillomán de la Pradera, saliendo desde Peñaranda, dirección a Gimialcón, bajada por la zona de Bercimuelle (en esta ocasión no había perros), nos acercamos hasta Duruelo (sin entrar) por la zona de las Cárcavas, bajada casi hasta Narros del Castillo, cuesta de los Arrieros para bajar a Blascomillán, camino de los Galgos, zona de monte de la Cuesta del Rabo de Toro (pero para abajo) y dirección Mancera de Abajo. Aquí, como viene siendo habitual, parada técnica en el Cielito Lindo. Un repostaje a tres llenados, hasta que salió de la sartén el bacalao...

Y entre semana el mi Juli y Sebas también hicieron una escapada por Solana. Aquí tenéis las fotografías de Juli. Ascensión desde la Central del Chorro hasta la Laguna del Duque. Bordeando la laguna para subir a la cascada de encima del vivac... Poco hielo y prácticamente nada de nieve, ¡una desgracia! Vaya invierno llevamos... Dicen que esta semana nos abandona el anticiclón, ése que se había situado encima de nosotros, a modo de boina, y que no deja penetrar ningún frente frío de los que nos atacan por los distintos frentes de la península... ¡Mejor que los porteros de discoteca, qué eficacia! Este anticiclón, que aguanta más que Tarzán debajo del agua, está haciendo estragos en el invierno peninsular, y su influjo y persistencia están haciendo peligrar la temporada de montaña y esquí de muchos valles de los distintos sistemas montañosos (y también al resto de sectores que dependen, en buena medida, del éxito de la temporada de invierno, es decir, hoteleros, ayuntamientos, comerciantes y demás servicios). A ver si la marcha del anticiclón que ha deparado este invierno tan rarillo se produce pronto y nos permite seguir soñando a los amantes de los deportes invernales en la montaña.
.