Salandar en la Sierra de Ávila: La Serrota

El 22 de septiembre de 2002 volvimos a la Sierra de Ávila con el Club Salandar. Subimos a nuestra querida Serrota desde Pradosegar, desde la zona que conocemos como Barrio de Arriba, aunque el bus quedó más abajo…


De Salandar en La Serrota, Sierra de Ávila


Seguimos el arroyo de los Tejos, garganta arriba, en un día de excelentes condiciones para andar por el monte. El grupo llevó buen ritmo y pronto nos encontramos con la amplia zona de piornos, una zona en la que la senda comienza a hacer magia y de pronto aparece y, en otras ocasiones, desaparece.
En un momento se nos metió la niebla, ¡y eso que no estaba invitada!; una niebla tupida de aparición fugaz pero que duró poco más de cinco minutos. ¡Qué fenómenos más raros los de la naturaleza!


Llegamos hasta el característico torreón de cumbre, que ennoblece esta cima con su vértice geodésico, para disfrutar con las excelentes vistas que esta cumbre nos ofrece, tomar un bocado, realizar unas fotos y recordar viejas ascensiones invernales a esta, para nosotros, mítica cumbre que como un gigante pétreo vigila nuestro pueblo, y todo el entorno, sin inmutarse.
A la vuelta paramos en el casero de pastores para comer con calma, charlar un ratillo y disfrutar de la paz del entorno. Me consta que alguno, incluso, echó alguna cabezadita… ¡Como en la gloria!
La próxima vez, volveremos en invierno.